Paraguay pilotea en su examen ante la CIDH

marzo 2, 2018
El 25 de febrero, en la ciudad de Bogotá se realizo el 167 Período de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), donde Paraguay debía responder sobre políticas de género y diversidad sexual, a la audiencia se presentaron representantes de los tres poderes del Estado.
Participó Aireana, grupo por los derechos de las lesbianas y Amnistía Internacional como sociedad civil en representación de la campaña “Igualdad de género sí”.
Lo más llamativo es que el Estado paraguayo no respondió a las demanda de la sociedad civil, a ninguna. Pero sí expresó lo siguiente: La Viceministra del Ministerio de la Mujer, Claudia García dijo que se encontraban estructurando el cuarto plan de igualdad “queremos dedicarnos los primeros seis años del plan en reducir las discriminaciones y que el ministerio tenga un staf para identificar los obstáculos, remover y allanar tal como lo menciona la constitución nacional”. Entonces el Ministerio de la mujer va a trabajar para reducir las discriminaciones hacia todas las mujeres, entiéndase lesbianas, bisexuales, trans e intersex también, porque recordemos que la vice ministra además comenzó diciendo que “la política de igualdad de género en Paraguay está colocada al más alto nivel programático del Estado”.
La representante del ministerio de Educación Eulalia Brizueña habló de La ley 5136/ 2013 que tiene por objeto unmodelo educativo inclusivo, sin discriminaciones y en igualdad de condiciones, además que el ministerio cuenta con un departamento de denuncias para casos de discriminación, la dirección general de asesoría jurídica y la dirección general de educación permanente.Es interesante saber que lesbianas, gays y personas trans van a poder realizar denuncias cuando sufren acoso por estudiantes y docentes de instituciones.
En cuanto a la resolución 29.664 del MEC sobre la prohibición de la perspectiva de género en materiales educativos impresos y digitales, señaló que el ministerio dispuso en un plazo de 60 días hábiles encomendar a la Dirección General de currículo, evaluación y orientación a que proceda a la revisión de los textos educativos y emita un informe. Como resultado de la revisión va a haber un proceso de socialización, con la sociedad civil y el Estado para llegar a un acuerdo. En este contexto se ha conformado un equipo de trabajo para realizar “espacios de diálogos con el objeto de armonizar los mínimos conceptuales con los que serán utilizados los términos asociados con la educación integral de la sexualidad” (sic). Lo cual, a nuestro entender no tiene un significado claro.
El Ministro de la Cancillería Marcelo Scappini, lamentó que se rechazara en 2014 el proyecto de ley contra toda forma de discriminación.
Con estas declaraciones al parecer, el gobierno cayó en cuenta que no somos una isla y que, si se firmaron tratados y convenios internacionales que respetan y garantizan los derechos humanos de todas las personas entonces hay que trabajar en ello, así como la presidenta de la CIDH le recordó al Ministro Scappini:“El estado es el responsable de garantizar los derechos”.
Paraguay forma parte de un sistema interamericano y de un sistema universal de derechos humanos, tiene compromisos que tomó como Estado más allá del gobierno de turno. Los derechos humanos están para limitar el poder del Estado frente a las personas. Paraguay se comprometió a seguir esas reglas, a ser evaluado como Estado. Los derechos humanos no dependen de lo que opine un presidente o un ministro, no se discuten. Y son universales.
(Dentro de universales entramos LGTBI)

Compartir en las redes...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn