COMUNICADO: No podemos volver al pasado

septiembre 27, 2018

Desde Aireana, grupo por los derechos de las lesbianas, repudiamos la carta de la municipalidad de Encarnación que trata de impedir una manifestación pública TLGBI. La Municipalidad de Encarnación no puede atropellar los derechos a la libertad de expresión y manifestación.

La municipalidad de Encarnación se declara “pro vida/ pro familia”. Aunque sabemos que detrás de eso se esconde la intención deliberada de excluir y discriminar, no se ha declarado todavía anti-TLGBI, ni anti -derechos de las mujeres. ¿Por qué debería ser
excluyente?

Aun siendo una supuesta mayoría, en una sociedad democrática se debe permitir la expresión de la “minoría”. Todos los artículos citados en la carta firmada por el Intendente municipal Luis Yd, son
compatibles con el derecho a la manifestación, el derecho a la libre expresión y la no discriminación. Citar la Constitución para discriminar es mala fe.

La Municipalidad no puede negar que esta sociedad es diversa. La municipalidad administra para todas las personas que habitan una ciudad, no puede atribuirse negar la expresión de un grupo. No puede colocar al Paraguay al lado de la represión y el fascismo
de nuevo.

Los grupos autodenominados “pro-vida y pro familia” demuestran con esta postura que lo que buscan es impedir los derechos de las personas y cercenar la expresión de quien piensa distinto. Conocemos ese totalitarismo.

Toda nuestra solidaridad con DIVERSXS, todo el apoyo a les activistas TLGTBI en Encarnación, todo el apoyo a las lesbianas, gays, personas trans, bisexuales e intersex de Itapúa, toda la fuerza.
Todo nuestro repudio al intento fascista de impedir una manifestación pacífica.

Tenemos memoria y resistimos.

Compartir en las redes...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn